Archive for the ‘Malgasto público’ Category

Mis propuestas para Startup Spain

noviembre 30, 2011

Esta tarde (30/11/2011) estoy en Start Up Spain, organizado conjuntamente por la Fundación Rafael del Pino y Esade. A varios emprendedores extranjeros en España (Ana Maria Llopis, Joshua NovickMichael Kleindl, Niklas Gustafson, …) y también a Españoles (Jesús Encinar, José CerdanGustavo Garcia, …),  nos pidieron preparar una breve ponencia (5 minutos) sobre:
  • ¿Por qué elegí España para nuestros proyectos? y 
  • ¿Qué debería hacer España para generar atracción más allá de sus fronteras?.
¿Por qué elegí España para nuestros proyectos?
Por temas personales (he sido “importado” por mi mujer) y por el dinamismo económico que demostraba España en el año 2000.+ factores que han influido en mi decisión en el 2000 cuando vine a España:
  • mercado de tamaño mucho mayor a Bélgica, en un mismo idioma (4 veces mayor que Bélgica, 10 veces mayor que la Bélgica francófona)
  • costes laborales más bajos: sueldos y seguridad social más bajos que en Bélgica
  • sociedad más dinámica e innovadora que la Belga

¿Qué debería hacer España para generar atracción más allá de sus fronteras?

Ante todo creo que no se trata sólo de atraer emprendedores de fuera, sino sobre todo saber retener a los de aquí (y en la actualidad muchos se están yendo). En mi circulo directo ya conozco 3 que se han ido: Eneko Knorr de Ideateca y Miguel Diez Ferreira de RedKaraoke.

  1. reducir el importe de la cuota mínima para la cotización a la Seguridad Social de los autónomos. Por ejemplo a nivel del Reino Unido (10 libras mínimo por mes, equivale a 12€). El mínimo actual (más de 200 €) supone una barrera a la entrada y un coste fijo no necesario para los emprendedores y trabajadores autónomos. Bajando el importe mínimo se fomenta el desarrollo de un ecosistema de proveedores autónomos que puedan prestar sus servicios a las startups.
  2. permitir trabajar como autónomos en lugar de como empleados a los socios de una empresa que tengan más del 1% de la sociedad (en lugar de más de 25% en la actualidad). Permitir que la relación entre socios se regle libremente, como un contrato comercial, en lugar de mediante un contrato de empleo.
  3. tope a las indemnizaciones por despido a máximo x meses (45 días por año trabajado hasta los 2 años, y luego tope de x meses de indemnización): fomentar la contratación (en la actualidad nadie se atreve a contratar), la meritocracía (premiar a los buenos, independientemente de su antigüedad) y la movilidad laboral (con un tope a 3 meses de indemnización los empleados tendrían menos freno a cambiarse regularmente de trabajo). En este momento por ejemplo es dificilísimo contratar buenos informáticos porque ninguno quiere perder su antigüedad en la empresa donde trabaja en la actualidad.
  4. responsabilidad limitada de verdad: quitar la responsabilidad de los administradores (salvo en casos fraudulentos). Por ejemplo quitar la responsabilidad de los administradores en caso de que los fondos propios bajan debajo del 50% del capital social.
  5. desregulación: simplificar, simplificar y simplificar. Quitar complejidad, simplificar las regulaciones (tipos de contratos, deducciones, …). Por cada nueva regla, eliminar 2 antiguas.
  6. eliminar las subvenciones: son ineficaces, siempre se las llevan los mismos (y no precisamente las startups de éxito), distraen al emprendedor con trámites engorrosos  y distorsionan la competencia.

Las subvenciones y ayudas para empresas no sirven para nada (son nefastas)

marzo 10, 2009

Las subvenciones y las ayudas para empresas son acciones superficiales sobre problemas de fondo. Llevo tiempo pensando en el tema (tengo que reconocer que nunca me han gustado las subvenciones) y de verdad no acabo de encontrar ni una que me parezca útil y positiva.

forges-vineta-saludo-subvenciones

Son nefastas por 3 razones (en mi humilde opinión)

Las subvenciones destruyen valor

Fuerzan al empresario a dedicar tiempo y atención a una actividad que no genera valor: la caza de la subvención. En muchas ocasiones los trámites, planes y documentos que hay que aportar cuestan más que el dinero que se consigue, y el collar acaba saliendo más caro que el perro. En este sentido las subvenciones destruyen valor al desviar recursos productivos de su función de producción (sin hablar de tiempo de gestión que le cuesta a la administración).

Las subvenciones distorsionan la competencia

Las subvenciones fomentan y empujan a las empresas que mejor han sabido captar las subvenciones (que muchas veces no precisamente son las mejores en su mercado) y perjudican a las empresas que en lugar de buscar subvenciones se dedican a mejorar el servicio a sus usuarios o clientes. Empeoran el mercado: el éxito ya no es sólo cuestión de crear valor, sino también de capacidad de captar ayudas públicas.

Las subvenciones distraen a los gobiernos y administraciones de solucionar los problemas de raíz

El tiempo y los recursos que los gobiernos y administraciones dedican a planificar y gestionar las ayudas públicas les distraen de trabajar sobre el fondo de los problemas que pretenden solucionar. Se acaba dedicando mucho más esfuerzo a micro-soluciones superficiales y corto-plazistas que a atajar los problemas de raíz, de forma estructural.

Por mucho que lo pienso, no acabo de encontrar casos de éxito de subvenciones para empresas. Ni para empresas privadas, ni para asociaciones profesionales, y aún menos para productos culturales. No me meto con las subvenciones a ONG’s, universidades u otros organismos sin ánimo de lucro porque creo que aquellas subvenciones sí se pueden justificar por financiar un servicio público o una acción social (no actividades comerciales).

Fuente: redeoficios.org¿Para asociaciones? Conozco múltiples casos de asociaciones profesionales que reciben una indigna cantidad en subvenciones. Son asociaciones sectoriales que deberían mantenerse con las cuotas de sus socios. ¿Por qué tenemos que financiarlas con dinero público?

¿Para la creación de empleo? Al incentivar la contratación de cierto perfil de desempleados (ej. mujeres, parados, mayores) lo que se consigue es desincentivar la contratación de los demás. ¿Dan una ayuda para la contratación de parados mayores de X años? Entonces consiguen que se contraten menos jóvenes. ¿Dan una ayuda para la contratación de jóvenes? Entonces perjudican la contratación de mayores. También hay muchos abusos, sobre todo por parte de empresas públicas: todos conocemos a alguien que trabaja en alguna empresa pública con contrato temporal y que es despedido cada 6 meses para volver a ser contratado un par de meses más tarde para poder pillar el subsidio.

¿Para productos culturales? Cuando el gobierno financia arte o cultura introduce un criterio cultural subjetivo en la selección de los productos que verán la luz. Por ejemplo hay películas que se benefician de cuantiosas ayudas y se quedan en la cartelera apenas un par de semanas. Gracias a las subvenciones salen en pantalla películas que no tendrán ningún éxito de público y que dañan la reputación del cine nacional. Un amigo que tiene una productora en Bélgica me comenta que por culpa de las ayudas públicas el cine belga tiene una reputación tan mala que acaba perjudicando también a las pocas películas belgas de calidad que salen a pantalla. De pereza ir a ver una peli belga (o española) por que no se hacen pensando sólo en el público, sino también a las subvenciones que hay que conseguir para hacerlas.

¿Existen estudios sobre la eficacia de las subvenciones?

Se gasta tanto dinero en subvenciones que existirán estudios sobre su eficacia, o eso espero. Pero personalmente no he visto nada publicado. ¿Alguien ha visto estos estudios? ¿Es que no los hacen o que no conviene que se publiquen los resultados?

En fin, mejor no alargarlo más. No soy ningún experto en la materia pero ésta es mi opinión: las subvenciones y ayudas públicas simplemente no sirven para nada, e incluso son nefastas.

Viviríamos mejor en un mundo sin subvenciones ni ayudas públicas para las empresas.

Trabajaríamos mejor dedicándonos a fondo a la satisfacción de nuestros usuarios o clientes. Si no hubieran subvenciones también pagaríamos menos impuestos y tendríamos más medios para desarrollar un trabajo de calidad, productivo, creador de valor y beneficioso para la sociedad en su conjunto. Cada vez que escucho que el gobierno ha aprobado un nuevo paquete de ayudas se me encoje el corazón: ¿de verdad no son capaces de atacar los problemas de raíz?

Posts relacionados:

Y una genial viñeta de Calvin & Hobbbes (pulsa en la imagen para ampliar) vía @luismcabiedes:

Viñeta Calvin & Hobbes sobre subvenciones

Adiós Fitur, adiós ferias

enero 12, 2009

En Toprural hemos participado como expositor en muchas ferias como Fitur (desde 2002 hasta 2008), Turicom en Gijón (en 3 ocasiones) y Agrotur en Cornellà (en 2 ocasiones). Y con Rentalia, portal en el que participo también, fuimos 2 veces a Fitur (2004 y 2005).

Stand de Toprural en Fitur 2008

Stand de Toprural en Fitur 2008

A lo largo de estos años hemos aprendido algunas cosas y sacado algunas conclusiones:

  • No ibamos a las ferias por los viajeros sino por los propietarios (cada día pueden visitar nuestro estand unos cientos de viajeros a lo sumo mientras en nuestra web recibimos cada día decenas de miles de visitas)
  • Cada vez menos propietarios asisten a ferias: saben que donde tienen que estar es en Internet y cada vez gastan menos dinero en papel (folletos o tarjetas) e invierten menos tiempo en ir a ferias.
  • Participar como expositor supone una inversión importante en dinero (+- 10.000 € en nuestro caso como coste directo de una participación en Fitur, con un estand llave en mano de 16m2) y sobre todo en tiempo que hay que dedicarle (la preparación, más 3-5 días de permanencia en el estand).
  • Cuando vas a otro stand nunca está la persona responsable con quién quieres hablar.

Por ello no llegamos a ir nunca de expositor a otras ferias como el BIT en Portugal, Intur en Valladolid o Expotural en Madrid. Por ello también trás 7 años de participación como expositor en Fitur hemos decidido dejar de tener un estand en esta Feria y probablemente nunca más ir de expositor a ninguna feria. En su lugar queremos dar la preferencia a la comunicación on-line con nuestros clientes actuales y futuros.

Más allá de la decisión específica de Toprural creo que el sector de las ferias va a tener que re-inventarse, y lo tendrá que hacer más pronto de lo que le hubiera gustado. La crisis ya está precipitando la caída de las ferias: el SIMO se canceló en 2008, y pronto se verá que Fitur está cayendo en cuanto a número de expositores y en visitas. Sencillamente las ferias son de otra época en la que era una forma eficaz de conectar en un breve plazo de tiempo con muchos clientes potenciales. Ya no lo es. Ahora con Internet, al igual que está mermando el papel, mermarán las ferias. Éstas tienen que cambiar por completo si quieren sobrevivir.

En mi humilde opinión creo que el futuro de las ferias pasa por:

  • Olvidar el concepto anticuado de macro-estand (y macro-derroche)
  • Fomentar mesas redondas y charlas de destacados profesionales del sector (ej. FiturTech)
  • Desarrollar el concepto de mesa de contratación (una mesa basta para hablar y contratar, no hace falta un estand)
  • Dar acceso a Internet wi-fi gratuito a todos los participantes en la feria, para ayudarles a encontrarse
  • Limitar las ferias a los días laborables (los días festivos para el gran público ya no tienen justificación económica: el gran público está en Internet, no en las ferias)

Ya que estamos aprovecho para apuntar también unos deseos personales:

  • Que los expositores dejen de funcionar con estands de usar y tirar: es obsceno derrochar y contaminar de semejante manera.
  • Que los visitantes dejen de llevarse bolsas o maletas llenas de folletos y papeles que irán directo a la basura sin que los use nadie.
  • Que las administraciones se acaben dando cuenta de lo poco rentable y dañino para el medio ambiente que resulta invertir en ferias.

En todo caso desde Toprural seguiremos visitando (como visitante, no como expositor) alguna feria principalmente para participar o asistir a charlas, para reunirnos con otros profesionales del sector, y para poder encontrarnos personalmente con los propietarios que se promocionan con nosotros. Pero desde luego ya no iremos con un estand, y personalmente ni visitaría otros estands. Adiós Fitur, adiós ferias :)

Artículos relacionados:

Fracaso de la Expo Zaragoza (2)

septiembre 16, 2008

Hace 1 mes comentaba los resultados provisionales de la Expo en un post “Fracasa la Expo Zaragoza“.

Ahora que la Expo ya ha cerrado sus puertas, ya se conoce el balance de visitantes, “algo más de 5,5 millones de visitantes” según los organizadores. Se han quedado 27% por debajo del objetivo de visitas (5,5 millones en lugar de 7,5 millones) y siguen pretendiendo que la Expo ha sido un éxito. Una curiosa interpretación de los resultados …

Artículos relacionados:

Fracasa la Expo Zaragoza

julio 31, 2008

Tengo que reconocer que no me gustan las Expo’s. Me parecen un desperdicio de medios y energía detrás de un barniz internacionalista. En mi opinión hay medios mucho más eficaces y menos contaminantes de fomentar los encuentros internacionales y el intercambio del conocimiento, o simplemente de promocionar una ciudad (como por ejemplo Internet por sólo mencionar uno).

Pero más allá de mis gustos personales,
¿por qué es un fracaso la Expo Zaragoza 2008?

  1. Desde octubre 2007 hasta la inauguración el pasado 14 de junio 2008 los organizadores han anunciado el objetivo de 7,5 millones de visitantes en los 3 meses de la Expo (14 junio – 14 septiembre 2008). Me imagino que este objetivo corresponde al volumen mínimo para poder justificar esta tremenda inversión pública.
  2. Hoy después de 1 mes y medio, a mitad de camino, la Expo suma apenas un poco más de 2 millones de visitas (extrapolando alcanzarían apenas 4 millones en los 3 meses, un poco más de la mitad del objetivo anunciado). De paso ya no se habla más del objetivo de 7,5 millones de visitantes, si no de un supuesto objetivo de 6,5 millones sacado no se sabe muy bien dónde…
  3. Ahora resulta que no importa la cantidad: ayer escuché en radio 5, y más tarde leo en el Heraldo de Aragón, que el presidente de Expoagua “afirma que el objetivo no se cuenta por la gente que acuda, sino por la calidad de lo que se ofrece” (ver artículo).

¡Pues tiene morro! claro que importa la cantidad de visitas. Si no te visita tu público objetivo es que tu producto no está a la altura (la gente no se anima a ir, no lo recomienda a amigos, etc.). Lo miremos como lo miremos quedarse a mitad del objetivo es un fracaso.

Los gobiernos y demás autoridades públicas deberían mirarlo mejor antes de malgastar tanto dinero público (= de todos nosotros) en semejantes iniciativas. Por cierto, ¿alguien sabe cuánto cuesta una expo? ¿cuáles son los objetivos de semejante montaje?

Nota: no es comparable pero lo apunto como curiosidad, la Expo Zaragoza recibe menos visitas que toprural.com (la primera no llega a 1,5 millones de visitas al mes y la segunda supera ya esta cifra).


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 131 seguidores